lunes, 11 de marzo de 2013

Publicidad CLUM (50): El Signal Iduna Park


Si hay un estadio de fútbol CLUM, ese es el Signal Iduna Park del Borussia de Dortmund de Alemania. 

Se inauguró en los años 70 y se remodeló para el mundial de Alemania de 2006. De él se dice que es un estadio que, con sus gradas interminables y extremadamente empinadas, es capaz de ganar partidos por sí solo. Si además se suma a que sus devotos hinchas pueden estar de pie, el resultado es un estadio con una maravillosa atmósfera CLUM.


Y para finalizar, un tifo hardcore, tal como dictan los cánones CLUM.


jueves, 7 de marzo de 2013

Escenas CLUM (48): Taxi

SINOPSIS: Daniel, un joven repartidor de pizzas, consigue hacer realidad uno de sus sueños: obtener la licencia de taxi. Pero un encuentro fortuito con Emilien le pone en un aprieto: para conservar su licencia de taxi, han de detener a una banda que está desmantelando los bancos del país.

La verdad es que los franceses, cuando se ponen a hacer cosas CLUM, están en un puesto bastante privilegiado. Un claro ejemplo es esta saga, que tuvo un gran éxito de taquilla a la vez que recibió ácidas críticas, a las que el CLUM hace caso omiso. Hoy veremos una escena típica de estas películas protagonizadas por un macarra marsellés que, con su taxi tuneado, va sembrando el caos allá por donde va, tal y como podemos ver en esta escena.


lunes, 4 de marzo de 2013

Temazos CLUM (54): Un poquito de Breakcore

Posiblemente haya pocos géneros musicales que hayan tenido más ramificaciones que el reggae. Desde el ska hasta el dubstep, pasando por el jungle o el drum and bass, todas las variantes poseen esa raíz común tan característica que se hace cada vez más difusa a medida que la música se hardcoriza.

Este es el caso del breakcore, el estilo que, de momento y a falta de lo que quede por venir, se pone a la vanguardia de los sonidos brutalmente demenciales que el CLUM te ofrece para que empieces la semana como se merece.

Primero un tema para abrir boca.


Ahora otro con visuales ad hoc. 


Y si te quedas con ganas de más, una sesión de 30 minutillos. A disfrutarla.