miércoles, 25 de noviembre de 2009

Anécdotas CLUM (III): Robinho y los 40 condones




Allá por el año 2007 la selección de Brasil ganó a la de Ecuador por 5-0 en un espectacular partido en el estadio de Maracaná.

A la fiesta del fútbol le siguió la fiesta organizada por Robinho en la discoteca Catwalk de Río de Janeiro, donde acudieron los integrantes de la "seleçao". La noche pasó y mientras que algunos de los camaradas abandonaban la fiesta discretamente, Robinho junto con su escudero Ronaldinho decidieron continuar con el fiestorro, llegando a pedir 40 condones (o camisinhas en la jerga local) a los vigilantes de seguridad en repetidas ocasiones. Robinho abandonó el evento a las 5.00 de la mañana para poder estar con su prometida, embarazada de 5 meses; sin embargo Ronaldinho volvió a su casa en el maletero de un coche.

Negar la evidencia es uno de los actos CLUM por antonomasia y Robinho, tras su gesta CLUM, negó que hubiese sido uno de los patrocinadores de la conmemoración y que hubiese abandonado la discoteca en la compañía de una rubia: "La fiesta no era mía; no pedí ningún preservativo y no salí con ninguna rubia. Estábamos en una conmemoración en el propio estadio cuando nos llamaron avisando que había una fiesta, que no era mía, y decidimos ir".

El epílogo perfecto para una anécdota CLUM de libro.


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails